Impactos a corto y medio plazo de los precios de los alimentos: cambios sobre la pobreza.

Este estudio utiliza modelos de hogar basados en gastos detallados y datos de producción agrícola de 31 países en vías de desarrollo para evaluar los impactos de los cambios en los precios mundiales de los alimentos sobre la pobreza en cada país y para el mundo en su conjunto. El análisis concluye que los aumentos de precios de alimentos no relacionadas con cambios en la productividad en los países en vías de desarrollo aumentan la pobreza a corto plazo en casi todos los países con recursos agrícolas distribuidos ampliamente. Este resultado se debe principalmente a que los pobres gastan una gran proporción de sus ingresos en alimentos y muchos agricultores pobres son compradores netos de alimentos. A largo plazo, otros dos factores importantes entran en juego: los trabajadores pobres son susceptibles de beneficiarse de los aumentos en las tasas salariales de los trabajadores no cualificados para los precios de los alimentos, y los agricultores pobres son susceptibles de beneficiarse de mayores ganancias agrícolas conforme aumentan su producción. Como resultado, un incremento en los precios de los alimentos parece reducir la pobreza mundial a la larga.